Referentes de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO) mantuvieron una reunión con el intendente Ezequiel Galli para tratar diversos temas referidos al sector agropecuario, entre los cuales surgieron el estado de los caminos, la lucha contra la plaga de tucuras y el aumento de la tasa vial.

En ese contexto, quedó expuesto que motivó el pedido de audiencia algún cortocircuito generado por declaraciones del mandatario comunal, cuando aseguró que el incremento de la tasa por servicios rurales había sido consensuado con el sector, según aclaró al término del cónclave Eduardo Dumois, presidente de la SRO.

De esa forma, los productores locales adelantaron su decisión de no oponerse a la suba "siempre y cuando" esos recursos sean destinados a la mejora de los caminos rurales, "que tanta necesidad tienen". Entrevistados para el programa "Noticias" que se emite por Canal Local, tanto Dumois como Pedro Barcelonna se aseguraron que el intendente Galli se habría comprometido a que así será.

En principio, el titular de la SRO reconoció como objetivo de la reunión la necesidad de "plantear algunos temas, además de las problemáticas puntuales del sector". De esa forma, el dirigente aludió a tres en particular, "las más importantes, que son caminos, tasa vial y el tema tucura".

En ese sentido, reveló que además subyacieron en el encuentro "algunas preocupaciones en el relacionamiento interinstitucional, algunas ‘cositas’ que queríamos charlar". Al respecto, sostuvo que esos ajustes servirían "como para mejorar un poco la relación y tener un intercambio más fluido".

Por ese motivo, planteó que se habrían presentado diferencias de criterios en "los intercambios de temas como la tasa vial", a partir de declaraciones donde "había aparecido en algún medio como que eso habría estado medio consensuado". Sin embargo, negó esas afirmaciones y señaló que "la realidad es que es un tema que sabíamos y lo habíamos charlado, pero no lo habíamos consensuado".

De todas maneras, Dumois manifestó: "Sólo que sí decíamos que entendíamos que seguramente debía haber algún aumento, que no nos íbamos a oponer lógicamente a un aumento de la tasa vial". En ese punto, subrayó una condición para esa postura favorable, "siempre que ese aumento y esos recursos fueran utilizados en los caminos rurales, que tanta necesidad tienen".

Así, evaluó que el aumento del 100 por ciento "es importante", aunque no habría inconvenientes en aceptar esa decisión. "Lógicamente, nosotros pretendemos y el Intendente así nos aseguró, que el ingreso por tasa vial o por servicios rurales va a volver a donde tiene que volver, a eso se comprometió", recalcó.

Como conclusión, señaló que la palabra del Intendente "nos da tranquilidad", puesto que el retorno de los fondos aportados desde el sector "es una necesidad porque la problemáticas de caminos es muy importante, muy grave".

Una "sobretasa"

Por su parte, Pedro Barcelonna indicó que también "hicimos un repaso de lo que es la situación de la tucura en el Partido y estamos a la espera, creo que salió la Resolución en el Concejo Deliberante, que fue aceptada la manera de recaudar para lograr el objetivo que pretendemos. Aparentemente va a ser como se había pedido: es un especie de sobretasa, que va a permitir que tengamos un ahorro tal que cuando se realice la campaña, a fin de año, tengamos los fondos suficientes para poder adquirir los insumos necesarios para combatir la plaga".

El referente de los productores locales reveló que "va a ser un área importante", aunque la superficie final a fumigar "todavía está a definir", dado que las aspiraciones de realizar una cobertura completa fueron minimizadas "porque hay algo que tienen que entender los productores: no se puede hacer todo el partido de Olavarría. Por más que tuviéramos el dinero para hacerlo, que no lo tenemos, va a ser un impacto muy grande en el medio ambiente que no sería permitido".

Por ese motivo, ahora "estamos con la expectativa que logremos achicar los focos, allí donde están los focos más complicados y de esa contribuir a que la tucura no llegue a ser realmente un escollo para la producción". La sobretasa "se va a cobrar con la misma boleta, como se hizo hace un par de años atrás, cuando ocurrió lo mismo y pudimos cumplir con la campaña, que fue exitosa".

"Zafan"

Por su parte, entrevistado en el programa radial "Un Cacho de mañana" por FM 98Pop, Fernando Luis, ex titular de la SRO, afirmó que la inversión para los caminos rurales "tiene que empezar a llegar porque realmente empieza a transformarse en un cuello de botella para la producción en Olavarría y otras zonas también".

Con ese argumento, confirmó que "no hay producción intensiva posible en el partido de Olavarría, en general en ningún partido, porque no hay accesos confiables: las producciones que se pueden hacer son todas extensivas".

Ante la consulta sobre el estado de los caminos, resaltó que "cuando falta obra nueva, están al ritmo del clima". En la actualidad "no estamos pasando una época climática complicada, no está lloviendo tanto, entonces los caminos nada más zafan".

Luego de aclarar que hay obras nuevas, como "el acceso a Santa Luisa", apuntó que hay obras nuevas que "ya están deterioradas, como todo el corredor Recalde - Mapis, por ejemplo, o la ruta a Recalde".

Asimismo, dejó entrever que "los mantenimientos no son los mejores y entonces arruinan la obra nueva, pero tenemos que empezar a pensar en hacer cosas mejores, como caminos asfaltados de una mano", propuso.

DECLARACIÓN DEL CONGRESO ARGENTINO DE CAMINOS RURALES
En la ciudad de Olavarría durante los días 29 y 30 de Junio de 2016, sesionó el Congreso Argentino
de Caminos Rurales, convocado por la Asociación Argentina de Carreteras, la intendencia de
Olavarría, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro y el Instituto del
Cemento Portland Argentino, con la participación de 350 congresistas, autoridades nacionales,
provinciales, intendentes de diferentes jurisdicciones, representantes de entidades de
productores, técnicos todos interesados en avanzar en una política concreta para definir planes
para un sector olvidado de la red de caminos de la Argentina: los caminos rurales vinculados
estrechamente a la producción.
Hemos escuchado esperanzados los planes del sector vial para la Red de Caminos Nacionales, los
planes y realizaciones en el ámbito del sistema caminero de la Provincia de Buenos Aires, junto
con experiencias importantes desarrolladas en distintos municipios y departamentos del país.
También hemos compartido un conjunto de trabajos técnicos tanto del país como de diferentes
países de América, con propuestas, innovaciones y ejemplos a imitar en la red de Caminos rurales
de Argentina, denominada Red Terciaria de Caminos.
Pero también hemos escuchado a productores, transportistas, entidades zonales de las actividades
agropecuarias y autoridades territoriales, que así como se vislumbra un cambio importante en la
Red Nacional y las Redes Provinciales, es necesario modificar la falta de políticas viales para los
caminos rurales de los últimos cuarenta años y encarar una revolución vial que incluye a estos
caminos que son el eslabón primario y esencial de un sistema de transporte de la producción.
Los buenos ejemplos escuchados y las ideas de nuevos elementos técnicos sobre estas redes,
deben evitar el valioso voluntarismo de muchos y dar paso al desarrollo de una política de estado,
que enfrente el problema con una solución conjunta de la Nación, las Provincias, los Municipios,
los transportistas y los productores, incorporando no solo recursos, sino también criterios
permanentes, que eviten solo los voluntarismos y sean acciones coordinadas a lo largo y lo ancho
de todos los establecimientos agropecuarios.
Los sobrecostos que se generan por una mala red de caminos rurales, repercuten en ineficiencia
en toda la economía y tal como se ha demostrado, no solo en pérdidas de los productores, sino
también del conjunto de la economía, en pérdidas a la competitividad, en baja de ingresos fiscales,
en ineficiencias sociales, etc., por eso es necesario una política explícita que abarque a todos los
actores mencionados.
El campo se ha tecnificado y ha mejorado tranqueras para adentro, ahora es necesario mejorar
fronteras para afuera y lo primero es poder transportar los insumos y lo producido de la forma
más eficiente posible.
Frente a todo ello los participantes de este Congreso nos comprometemos a fomentar en todos
los estamentos de la sociedad la necesidad de encarar esta política que abarque un plan de largo
plazo, que desarrollado descentralizadamente en las provincias y especialmente en los municipios,
parta de planes directores generados por las autoridades, con la participación y control de los
productores, las asociaciones técnicas y que permita un seguimiento y una auditoria permanente
de los recursos que se consigan o se generen para este importante sector de la economía
argentina.
Hace cuarenta años, se anuló el Plan de Caminos de Fomento Agrícola, que durante las dos
décadas anteriores, generó el desarrollo de un gran número de caminos rurales en todas las
provincias.
Hoy necesitamos una política y fondos que revolucionen el estado y la calidad de estos caminos,
cuyo centro de gravedad pasa por un mantenimiento que permita su transitabilidad en todo el año
y vaya desarrollando mejoras paulatinas para evitar los cierres o deterioros prematuros.
En base a todo lo anterior el Congreso declara:
• Que es imprescindible que los gobiernos nacional, provincial y los fondos municipales,
establezcan una política de estado para la mejora y mantenimiento de la red de caminos
rurales, definan a los organismos responsables de la puesta en marcha de esta política y la
auditoría del manejo de los fondos, vital para lograr la competitividad económica y la
atención a la salud y la educación de las poblaciones rurales.
• Los fondos disponibles a nivel municipal son insuficientes para atender integralmente esta
problemática.
• Que se hace indispensable un plan integral de obras de mejoramiento y la implementación
de sistemas de gestión de la conservación vial.
• Que resulta urgente y vital el aporte de fondos nacionales y provinciales para atender las
necesidades y fondos o créditos para el reequipamiento municipal.
Olavarría, 30 de junio de 2016

(DIARIO EL POPULAR 20/6)

A fines de este mes, los días miércoles 29 y jueves 30, se realizará en nuestra ciudad el primer Congreso Nacional de Caminos Rurales, una iniciativa conjunta entre la Municipalidad del Partido de Olavarría y entidades vinculadas a la temática. En ese sentido, Eduardo Dumois, presidente de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO), adelantó que la entidad participará del evento con un trabajo elaborado por el ex titular de la SRO Fernando Luis. El dirigente ruralista señaló que se trata de una "idea interesante", y se mostró expectante por la participación de empresas para la "reconstrucción de los caminos", aunque planteó que se evaluará "el tema de los costos".

Dumois resaltó que "nos parece muy interesante la idea de hacer este congreso y vamos a estar participando con un trabajo realizado fundamentalmente en su mayor parte por el ingeniero Fernando Luis. Así que tenemos expectativas que en algún momento empecemos a tomar soluciones definitivas respecto de nuestros caminos rurales".

El presidente de la SRO consideró que "claramente desde hace ya muchos años la situación de los caminos era muy parecida a ésta, excepto hace entre 40 y 50 años, cuando se realizó el entoscado en buena parte del Partido, después no se han hecho obras nuevas, más que mantenimiento hasta ahora. Así que la esperanza un poco es que surjan ideas y que haya empresas interesadas en participar en esta reconstrucción de los caminos, algo tan importante para las comunidades rurales y para todo nuestro sistema productivo".

De todas formas, analizó que realizar el mantenimiento de 2.200 kilómetros de caminos rurales en nuestro Partido no es simple, "sin duda que no es fácil hacer obras pero lo importante es que desde el Estado municipal o provincial se tenga clara la importancia del sector productivo, me parece que la iniciativa pasa por ahí".

Ese impulso favorecería "sostener el empleo que genera toda la actividad del agro, tanto la agricultura y la ganadería, y en la medida que se pueda intensificar ese circuito tendría que ser generador de más mano de obra en la medida que le pongamos algún valor agregado". Al respecto, indicó que "son básicas las comunicaciones vía terrestre, donde deberíamos incluir también al tren porque hoy en día la problemática de los fletes también es muy importante".

Sobre la mecánica desplegada desde el Municipio, aclaró que la mirada de los productores se sostiene de la experiencia diaria al recorrer los caminos. "Seguramente nosotros, y puntualmente yo, desde la Sociedad Rural, no somos técnicos para estar hablando de cómo se tendrían que hacer las obras pero tenemos la esperanza que se puedan hacer obras más duraderas. Lógicamente entendemos que todo eso tiene un costo, eso es lo que hay que evaluar", enfatizó.

"El aporte que le hacemos a la Subsecretaría de Obras Públicas lo hacemos como usuarios, pero la parte técnica, de evaluación, planificación y ejecución, la responsabilidad es toda del Municipio. Podemos hablar desde nuestra experiencia como usuarios y como nosotros toda la gente que los transita, veterinarios, ingenieros agrónomos, los empleados, la gente que sale, que va a las escuelas, docentes y camioneros; toda la gente que hace su aporte desde siempre como usuarios".

Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), al opinar sobre la situación del campo rechazó de plano un aumento del 23 por ciento otorgado días atrás a los transportistas de cereales, al definirlo como "inconsulto", ya que la medida habría sido acordada en el ámbito de la Secretaría de Transporte de la Nación "sin la presencia de los dadores de carga".

Por ese motivo el dirigente adelantó la inminente solicitud para la reapertura de las negociaciones y alcanzar un incremento consensuado. Por otra parte, el referente de Carbap valoró las medidas tomadas desde el gobierno nacional, que favorecen la ampliación de las zonas de siembra. Además, lamentó la prolongada crisis que afecta a los tamberos bonaerenses y reclamó medidas de fondo.

Salaverri señaló que en la Dirección de Transporte bonaerense se desarrolló "una reunión donde el sector transportista estaba con preocupación por 3 cuestiones: el tema de la relación peso-potencia, que ha complicado mucho porque aparentemente deja fuera de circulación a una cantidad de camiones que llega al casi del 25 por ciento de los fletes". En ese sentido, reconoció que "durante la campaña se armó un lío bárbaro por ese tema", ya que "los camiones más viejos son los que están complicados, como los Mercedes Benz 1114, 1517, 1518 y 1620".

"El segundo tema de los transportistas eran los viajes de los sábados durante los fines de semana largos, que no los quieren dejar viajar. Y en tercer lugar había una solicitud de incremento de 23,5 por ciento en el precio de los fletes, cuestión que en ese momento no se acordó. A través de Norma Urruty, que era nuestra representante en la Mesa de Transporte, ofrecimos un incremento del 12,5 por ciento porque ya había habido otro incremento del 15 por ciento en febrero. Entonces entendíamos que ése, más el acumulado a febrero, les daba más del 25 por ciento, que era más que suficiente", aseguró.

Sin acuerdo

Sin embargo, "la Dirección de Transporte de Buenos Aires, ante los cortes de ruta que empezaron a hacer los camioneros porque hubo situaciones complicadas en todas las rutas, básicamente en las del sur de la Provincia, para resolver esa situación han acordado el incremento del 23,5 por ciento del costo del flete. Cuestión que no había sido acordada con nosotros".

Salaverri desestimó ese acuerdo porque "cuando uno entra en una negociación respecto de un flete, hay que esperar que las partes se pongan de acuerdo y acá hubo una especie de laudo o de acuerdo que dejó afuera al sector dador de cargas". Para revertir la suba "todo esto lo vamos a exponer frente al ministro de Agroindustria (Alejandro) Sarquís y que esto también lo sepa la gobernadora María Eugenia Vidal".

El dirigente justificó esa determinación porque "más allá del incremento en sí, que no estábamos de acuerdo, en toda negociación siempre se pide para después acordar. No puede ser que esto haya sido resuelto sin la opinión de los dadores de cargas". En cambio, "se podría haber hecho una reunión de emergencia o de urgencia, donde se podría haber debatido y seguramente que a algún tipo de acuerdo se iba a llegar. Pero el director de Transporte no puede laudar sin considerar la opinión de un sector", lamentó.

Más cereales

Luego de la quita de retenciones a las exportaciones de cereales y oleaginosas, Salaverri estimó que "el mercado de cereales hoy está bastante normalizado". Por ese motivo "se ha incrementado la zona sembrada con soja por la presunción que la cantidad de soja que va a haber en el mundo no es la que se esperaba; se ha dado un incremento en el valor de los commoditis en ese sentido y el valor de la soja ha llegado a 4 mil pesos por tonelada. Mientras que el maíz tiene un valor de casi de 2.750 o 2.800 pesos la tonelada y las operaciones son fluidas por ahora", resaltó.

Pero aún persisten "en los mercados situaciones como la del girasol, que los compradores son pocos y hay cierta distorsión ahí porque la mercadería se podría pagar un poco más de lo que se está pagando. En el girasol, lamentablemente se da casi todas las cosechas la situación de distorsión en los valores".

Beneficios

El dirigente agropecuario no dudó en afirmar que las medidas tomadas por el gobierno nacional favorecieron la producción cerealera, al restringirse las intervenciones oficiales en los mercados. Salaverri destacó que “indudablemente que sí, la producción granaria se vio beneficiada”.

Sobre ese aspecto consideró que “que más allá de que el beneficio económico es relativo, lo que se han cambiado son las expectativas”. Por ese giro, “hoy la comercialización es más fluida y también la intención de invertir en el sector y jugar a una cosecha más alta abierta a la exportación”.

Sin embargo, expuso que existen complicaciones por “el salto que ha pegado el dólar, que se extendió a todos los insumos”. Asimismo, hoy en día “la tasa de interés alta frena la política de inversión o de gastos para la cosecha, o retención de vientres o capital de trabajo para el sector tambero”. Pero en definitiva, “la apertura del mercado genera una expectativa distinta y eso genera una mirada distinta hacia el futuro”, definió Salaverri.

Tamberos en crisis

Al comienzo de esta semana, productores reunidos en asamblea en el Partido de Rivadavia, en el oeste bonaerense, alertaron sobre la continuidad de fuertes pérdidas económicas y pidieron ser recibidos por la gobernadora María Eugenia Vidal. También reclamaron una ley por la cual se les otorgue un 33 por ciento de participación en el precio en góndola, contra el 22,4 por ciento que alcanzan hoy.

Al respecto, el titular de Carbap destacó que los productores bonaerenses atraviesan un período de relativa bonanza, ya que “lamentablemente, la caída muy fuerte de la producción en la provincia de Santa Fe ha generado un faltante de mercadería y eso ha hecho que muchas fábricas salgan a comprar leche”. Esa transitoria suba en la demanda incide en que “pueda considerarse que el precio podría llegar los 4 pesos y tal vez en alguna zona un poco más también”, evaluó.

Sin embargo, opuso que “es sólo una cuestión circunstancial” aunque “puede llegar a volver a haber problemas en la primavera cuando ingrese más leche”. De todas maneras, Salaverri subrayó que “la cuestión de fondo no está resuelta porque el costo de producción hoy para el tambero está en 4,85 pesos”. En conclusión pese al “incremento transitorio que se ha dado en la leche no se llega a cubrir los costos”