Buenas tardes a todos, gracias por estar acá acompañándonos, y tener la disposición a escuchar estos conceptos e ideas que pretendo comunicarles.

En este día que es tan importante para nosotros, seguramente si de allá enfrente no estuvieran Uds. tampoco estaríamos nosotros acá arriba.
Es para mí una alegría y un desafío estar en este lugar y en este contexto de la historia de esta nuestra querida Argentina y en este contexto político y económico de nuestra actividad como trabajadores y empresarios que desarrollamos nuestra actividad diaria en el campo, nuestro lugar en el mundo.
El desafío es tratar de dejarles un mensaje de esperanza, un mensaje de que creo que lo mejor está por llegar.
Es una muy buena noticia haber terminado, o sino por lo menos haber comenzado, el camino para poner fin a un largo periodo de desencuentros, divisiones distanciamientos y poder hoy comenzar un periodo de generación de confianza; a partir del cual deberemos reconstruir lo que nuestra argentina fue o debería haber sido:
Un lugar en el mundo, donde no tengamos excluidos ni hermanos nuestros con las necesidades básicas insatisfechas.
Estoy seguro que estamos en ese camino. Si me preguntaran porqué estoy tan seguro, les diría que porque tengo confianza en que seremos capaces de aprender de nuestros errores y que en las próximas y sucesivas oportunidades que tengamos que decidir y elegir nuestros gobernantes deberemos tomarnos nuestro tiempo, y convencernos que la política tiene mucho que ver con nuestra vidas. En defensa de los intereses de toda la sociedad, tenemos la obligación ciudadana de ser muy exigentes a la hora de elegir a nuestros representantes, por sus capacidades y su trayectoria, y no por amistades.
En el mes de Junio ocurrió en nuestra ciudad un evento trascendente: nuestro municipio, conjuntamente con la asociación de carreteras, organizó el congreso de caminos rurales. Concurrieron 350 congresistas, autoridades nacionales, provinciales, intendentes, representantes de entidades de productores y técnicos.
Se concluyo allí que los sobrecostos que se generan por una mala red de caminos rurales repercuten en ineficiencia en toda la economía y, tal como se ha demostrado, no solo en perdidas de los productores sino también del conjunto de la encomia; en perdidas de competitividad, en bajas de ingresos fiscales, en ineficiencias sociales, etc.
Hoy necesitamos una política y fondos que revolucionen el estado y la calidad de estos caminos; confiamos en que nuestros gobernantes tomaron nota de ello.
El campo se ha tecnificado y ha mejorado tranqueras para adentro, ahora es necesario mejorar tranqueras afuera.
Haciendo un aporte a este congreso desde nuestra institución presentamos un trabajo en el cual el Ing. Fernando Luis tratando de mostrar el salto tecnológico y dejar los caminos del siglo pasado, mostro que es posible ir hacia la solución definitiva o por lo menos empezar a discutirla y empezar a imaginar el uso de pavimentos, al menos en los accesos a las localidades
Hace muy pocos días pasó por estas pistas de jura una demostración de lo que como sector productivo de la agroindustria somos capaces de lograr.
La ganadería argentina, exponiendo una de sus razas de ganado bovino más numerosa del mundo: la Raza Angus, se encargo de mostrarnos de lo que es posible el productor agropecuario, cuando tiene una pasión, y a esa pasión le suma conceptos claros y capacitación constante.
La expresión de sorpresa y elogio del jurado de clasificación, en este caso un hombre de gran experiencia y jurado en muchas pistas internacionales, en los momentos de la definición de los grandes campeones de la raza fue una evidente demostración de lo que han sido capaces y del gran aporte que hacen, desde la genética, a la actividad y a la economía de nuestro país nuestros cabañeros.
Nuestro partido, con sus 620000 hs ganaderas, nuestros productores y trabajadores rurales, produce a un promedio de 110kg por ha ganadera (alrededor de 68M de kg de carne en pie por año); esto es mucho trabajo tranqueras adentro, mucha inversión en insumos y mucho aporte a la actividad del transporte de carga: alrededor de 4500 viajes de camiones. Esta producción, sin manufactura o sin valor agregado, significa hoy alrededor de 2200M de $ de aporte al producto bruto de Olavarría. Estamos convencidos de que con políticas públicas de incentivo (como podrían ser desgravación y créditos a tasas de un digito para fertilización e implantación de pasturas e incorporación de otras tecnologías) estos números no son difíciles de mejorar.
A esto le sumamos nuestros agricultores que, asumiendo el riesgo enorme de trabajar en nuestras fábricas a cielo abierto, con más riesgo que la ganadería pero convencidos y con pasión, capacitación e incorporación de tecnología, nos aportan año a año unas 370.000 TT de cultivos varios.
En este caso también como en la actividad ganadera, mucho trabajo tranqueras adentro, un poco menos que la ganadería, no porque trabajen menos los chacareros, sino porque esta actividad es mas demandante de insumos que de procesos pero mucha inversión. Y aquí nuevamente otro gran aporte a la actividad transporte de cereal generando otros 11000 viajes.
Y aquí otra materia pendiente, casi toda esta producción sale sin manufactura de nuestro partido, generando otros 1000m de $ anuales. Creemos que el objetivo debería estar en procesar una buena parte de esta materia prima generando más puestos de trabajo locales y más eficiencia en nuestros fletes.
También, no hace demasiado tiempo, logramos impulsar el proyecto de control de la tucura y ponernos de acuerdo con la mayoría de los concejales de nuestro partido. Empezamos a resolver una problemática muy compleja y con mucho perjuicio económico para todos los productores, por ende, para la economía de Olavarría toda.
Habiendo dejado claro cada una de las partes sus posiciones, pero entendimos que lo mejor para todos era poder avanzar hoy con el proyecto que había y ponernos a mejorarlo para el futuro.
Aquí quiero remarcar la gran labor de nuestra comisión de plagas y el equipo técnico respaldado por el INTA local .
Una buena noticia es que sabemos de nuestras capacidades y también sabemos de nuestras responsabilidades; razón por la cual nos capacitamos para poder lograr la sustentabilidad de nuestro sistema productivo
En este tema tomo algunas palabras del documento del Papa Francisco solo para mencionar y remarcar una problemática que deberemos abordar muy seriamente.
Cuando hablamos de sustentabilidad estamos convencidos de que ambiente y sociedad están íntimamente ligados.
Todos somos, en mayor o menor medida, causantes del deterioro actual de los recursos, pero también sabemos que somos parte necesaria de la solución. Por lo tanto como individuos, familias y comunidades debemos cambiar de actitud y asumir la urgencia y el desafío del cuidado de la casa común.
Reconocemos desde el campo el rol de ser proveedores de alimentos, fibras y energía para el planeta; pero también ese compromiso lo asumimos tratando de ser muy responsables en el cómo lo haremos que, en esta ocasión, es tan importante como el qué.
Tenemos muy claro que este es un tema crucial y urgente, donde debemos despojarnos de ideologías que solo nos llevan a perder el tiempo. No hay que tratar de convencer al otro de mi verdad, si no buscar a nuestros técnicos y profesionales, que los tenemos y muy capacitados, y empezar a trabajar .
Los empresarios, los productores, los trabajadores de nuestra tierra y habitantes de la ruralidad tenemos la esperanza puesta en que nuestros gobernantes nos presten mucha atención como actividad generadora de riqueza y, lógicamente, de empleo de calidad.
Esto no se logrará si seguimos expulsando a nuestros posibles operarios porque no podemos ofrecerles condiciones de igualdad y capacitación en sus lugares de origen, y para eso debemos tener caminos rurales, energía y comunicaciones del siglo XXI
El campo es hoy un mundo de trabajo y tecnología y esto es lo que pretendemos comunicar: lo que somos. Esperamos, y nos encomendamos a Dios para que nos ayude y quiera que podamos empezar a transitar este camino, a cambiar la represensentacion mental que tiene una parte de la ciudadanía, que no esté distorsionada por prejuicios, que sea acorde la realidad.
Porque las personas no valoramos ni queremos lo que no conocemos.
Tampoco la idea es que piensen o supongan que “qué genios que son estos”. NO. Con esto solo pretendemos acercarnos e intercambiar conceptos, generando nuevas ideas. Y es en esos espacios de discusión donde seguramente aparecerá la innovación y los nuevos proyectos que nos ayuden a ser mejores; y que a partir de ese momento si, ganaremos todos y construiremos un mundo mejor.
No le tengamos miedo al fracaso, alguien escribió alguna vez que la innovación es el final de una cadena de fracasos.
Este principio de transformación será muy difícil sin coaliciones políticas que aseguren proyectos de largo plazo sobre principios básicos.
Para ir terminando, algunos agradecimientos y un llamado de SOS a los productores de nuestro partido que no se sienten representados por esta comisión. Los necesitamos, sabemos que pueden hacernos muchos aportes, los esperamos. y mis disculpas para los que pueda olvidarme:
A nuestros sponsors que sin ellos esto no seria posible
A nuestro municipio: allí incluyo desde el intendente hasta todos los funcionarios que colaboran con nosotros
A nuestra comisión directiva
A nuestro gerente Tito Zulaica
A la cámara empresaria y toda su comisión directiva
A nuestra comisión de seguridad: al Jefe de Nuestra patrulla Rural Aguirre, a la Dra. Orcajo, a cargo de la fiscalía de delitos rurales.
A nuestra comisión de plagas, que tan eficientemente están trabajando
A la mesa agropecuaria que siempre está dispuesta a cualquier tipo de convocatoria.